Entrevista en Conselleria d’Educació.

26/04/2015

Nos entrevistamos el pasado día 20 de abril con Antonio Ramos Olivares, Jefe del Servicio  de Ordenación Académica, en la que tratamos de diversos temas:

Preguntamos sobre el “escreening“, que según nos comentó él en alguna de las entrevistas del año 2012, se iba a realizar a los alumnos y alumnas de Primer Ciclo de Primaria. Este escreening tenía como objetivo detectar las posibles dificultades de aprendizaje entre el alumnado de la Comunidad Valenciana. Nos indica que hasta la fecha no se ha puesto en marcha y queda paralizado, de momento.

Las revalidas de implantarán en el curso 2016-17. Desde AVADIS, presentamos nuestra preocupación sobre el problema que surge para las personas con DEA, para las cuales, no tienen planteado ningún tipo de recurso o adaptación. Se toma nota de nuestras inquietudes para buscar soluciones al reto que planteamos. Nos da la sensación de que no hay nada previsto a tal efecto.

En el caso de suspender la reválida, la única opción es volverse a presentar en la siguiente convocatoria. Si derivamos al bachillerato, no se puede volver atrás para realizar Ciclos Formativos de FP.

Entre otras cuestiones, nos comentó que hoy hay demasiados universitarios en España, que hay que ponderar ésto y que hay que dirigir a alumnado a los Ciclos Formativos de FP, que por otra parte están muy bien valorados en el extranjero.

Pensamos que la cantidad de universitarios no es una cuestión relevante, y que el problema es que no se ha tratado la Formación Profesional al mismo nivel que la Formación Académica. En España, la FP siempre ha estado denostada ya que generalmente, a esta formación accedían las personas que no podían estudiar una carrera universitaria.

Volvemos a insistir en que se debe de dar valor a los informes firmados por un profesional colegiado, y que pueden ser presentados por las familias. Dichos informes psicológicos deben ser considerados válidos ya que están avalados, además de por un psicólogo o logopeda, por el Colegio Oficial correspondiente. En la Comunidad de Madrid ya está legislado ésto.

Preguntamos sobre el desarrollo del artículo 79 bis de la LOMCE que trata sobre las Dificultades Específicas de Aprendizaje, respondiéndonos que está totalmente parado. Por nuestra parte le informamos que en la Comunidad Canaria ya se va a empezar a desarrollar.

El decreto de Necesidades Educativas Especiales, quedó paralizado en su momento y así continúa todavía.

Al respecto de la Ley de Educación Valencia, nos dice que está totalmente parada. Esperamos que el nuevo Gobierno la retome.

Insistimos en que los exámenes de recuperación en septiembre son útiles para los alumnos y alumnas con dificultades ya que para muchas personas se trata de un tiempo complementario para aprobar las asignaturas pendientes, de lo cual se toma nota.

Le hablamos de nuestras propuestas a partidos políticos y agentes sociales, que son: formación al profesorado; protocolos de identificación temprana de las DEA y protocolos de actuación.

 

 

 


Sobre las adaptaciones PAU.

29/10/2012

En nuestra última reunión de trabajo en la Conselleria d’Educació con Antoni Gil Trilles, Coordinador General de las PAU del Sistema Universitari Valencià, hemos tratado de una serie de posibles adaptaciones a las PAU,  adaptaciones que ya se están realizando en otras universidades españolas y de otros países de la Unión Europea.

Algunas de nuestras peticiones ya se contemplan en caso de la existencia de una discapacidad y en casos concretos. Para la dislexia no hay previsto nada, excepto una dotación de tiempo adicional, de un 25%. Estos temas se han sido tratados  en la Subcomissió Acadèmica de les PAU  y en la Comisió Gestora d’Accés i Preinscripció Universitària, pero no ha habido una respuesta positiva a nuestras peticiones.

Nos indica, no obstante,  que el alumnado deberá comunicar  con tiempo suficiente a la universidad donde se deba realizar la PAU,  las adaptaciones que haya tenido durante el bachillerato, con el objeto de proceder a su estudio y posible aplicación.

Hemos insistido en el hecho de  que no pretendemos que se regale nada , simplemente que se adapten las pruebas a las circunstancias que la dislexia nos planta a cada uno de nosotros.  Que no se contabilicen las faltas de ortografía; que se verifique que el alumno ha entendido los enunciados; que se les pueda leer las respuestas realizadas con el objeto de hacer posibles correcciones, etc…



A %d blogueros les gusta esto: